Tipos de extintores: una guía completa

La seguridad contra incendios es una preocupación fundamental en cualquier entorno, y contar con el equipo adecuado es esencial. Los extintores son una herramienta crucial para combatir incendios, pero no todos son iguales. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de extintores y sus aplicaciones específicas para garantizar una respuesta efectiva en caso de emergencia.

¿Qué clase de fuegos existen?

Antes de elegir un extintor, es crucial entender las clases de fuego. Estas clases se dividen según el tipo de combustible involucrado. Las clases más comunes son:

Clase A (Sólidos combustibles): Madera cartón plástico etc…

Clase B (Líquidos inflamables): Aceites, grasas, gasolina, aceites y pinturas.

Clase C (Equipos eléctricos): Incendios en equipos eléctricos con corriente activa.

Clase D (Metales combustibles): Aluminio en polvo, magnesio, titanio, entre otros.

Clase K (Aceites y grasas en cocinas): Común en entornos de cocina comercial.

Selecciona el tipo de extintor adecuado para cada fuego

No todos los extintores funcionan igual. Algunos usan agua pulverizada y otros diferentes compuestos. Los principales tipos de extintores que existen son:

Extintores de Agua: Adecuados para fuegos de Clase A. No deben usarse en fuegos de Clase B o C debido al riesgo de electrocución.

Extintores de Polvo ABC: Útiles en fuegos de Clase A, B y C. Contienen polvo químico seco como agente extintor y son versátiles para diferentes situaciones.

Extintores de Espuma: Efectivos en fuegos de Clase A y B. La espuma actúa como un agente de enfriamiento y supresor de vapores.

Extintores de CO2: Ideales para fuegos de Clase B y C, especialmente en presencia de equipos eléctricos. No dejan residuos y son seguros para equipos sensibles.

Cuando nos enfrentamos a incendios alimentados por líquidos inflamables, como aceites, gasolinas o solventes, la elección del extintor correcto es esencial. En estos casos, los extintores de polvo químico seco y los de espuma se destacan como soluciones altamente efectivas.

Extintores de polvo químico seco

Los extintores de polvo químico seco son versátiles y eficaces en la supresión de fuegos de líquidos inflamables. Su composición incluye agentes químicos como fosfato monoamónico o bicarbonato de sodio, los cuales actúan al sofocar las llamas y prevenir la re-ignición. La aplicación de este polvo sobre el fuego interrumpe la reacción en cadena, deteniendo su propagación.

Estos extintores son adecuados para una variedad de entornos, desde lugares industriales hasta instalaciones comerciales y domésticas. Sin embargo, es importante destacar que, aunque son eficaces, el polvo liberado puede causar daños colaterales y ser perjudicial para equipos electrónicos sensibles o alimentos.

Extintores de espuma: apagando el fuego con un abrazo protector

En fuegos donde el combustible es líquido, los extintores de espuma son una opción altamente efectiva. La espuma, generalmente una mezcla de agua y un agente espumante, actúa de varias maneras para controlar y extinguir el fuego. Primero, la espuma forma una barrera física sobre la superficie del líquido, impidiendo la liberación de vapores inflamables. Además, la acción de enfriamiento de la espuma contribuye a reducir la temperatura del fuego.

Estos extintores son ideales para entornos donde la contaminación por polvo no es deseada, como en instalaciones de alimentos o áreas con equipos electrónicos sensibles. Además, la espuma es menos perjudicial para el medio ambiente que algunos agentes químicos presentes en otros tipos de extintores.

Presencia de corriente eléctrica: CO2 la solución segura para equipos

Cuando nos encontramos con incendios en equipos eléctricos activos, la seguridad se convierte en una prioridad crítica. Aquí es donde los extintores de dióxido de carbono (CO2) se destacan como la opción preferida. Estos extintores funcionan privando al fuego de oxígeno, lo que lo apaga sin dejar residuos ni dañar equipos electrónicos.

Los extintores de CO2 son especialmente seguros para fuegos de Clase B y C, donde la presencia de corriente eléctrica es una preocupación. La eficacia del CO2 radica en su capacidad para extinguir el fuego sin causar daño adicional. No conduce electricidad y, al no dejar residuos, minimiza los efectos secundarios en equipos electrónicos.

Es crucial recordar que, en casos de incendios eléctricos, nunca se deben usar extintores de agua. El agua es conductora de electricidad y podría resultar en descargas eléctricas peligrosas, poniendo en riesgo la seguridad del usuario y empeorando la situación. Nunca uses extintores de agua en estos casos.

Consejos para elegir el extintor adecuado

Analiza tu entorno: Evalúa los riesgos presentes, identificando los tipos de fuego más probables.

Extintores de polvo ABC: Son versátiles y adecuados para muchos entornos. Útiles en hogares, oficinas y entornos industriales.

Butano, propano o gas ciudad: Estos gases son comúnmente usados en extintores portátiles y son efectivos en fuegos de Clase B.

DLC Sistemas te ayuda a elegir tus extintores

Elegir el extintor correcto es crucial para la seguridad. La formación en el uso de extintores y la conciencia de los riesgos son igualmente importantes. Recuerda que la prevención es la clave; mantener equipos eléctricos adecuadamente, usar extintores adecuados y seguir las normas de seguridad son pasos esenciales.

Los expertos de DLC Sistemas están a tu disposición para ayudarte a diseñar tu instalación de protección contra incendios. Contacta con nosotros para que podamos realizar una auditoría completa de tu negocio y ofrecerte las mejores opciones.

DLC - Sistemas de protección contra incendios en Zaragoza

DLC Sistemas de Protección contra Incendios

Equipo de Comunicación